• Categorías

  • Recurso de revisión de una sentencia alegando imposibilidad de presentación de pruebas por causas de fuerza mayor así como maquinación fraudulenta por los demandados.

    En la sentencia 32/2007 del Tribunal Supremo estamos ante un recurso de revisión de una sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia. Se trata de una herencia recibida por tres hermanos. Uno de los bienes es una vivienda, y uno de los herederos interpone demanda ante el Juzgado de Primera Instancia alegando que es parte de la herencia de su padre, y que al haber nombrado herederos universales a sus tres hijos por partes iguales la propiedad de la vivienda también debe repartirse entre los tres. Su hermana, dice ante el Juzgado que esa vivienda es propiedad suya, ya que pertenecía a su madre y se la dejó a ella en herencia. La parte demandante aportó certificado expedido por la Dirección General de Registro y Notariados conforme al cual su madre murió sin otorgar testamento. La parte demandada no presentó hasta después del momento de aportar las alegaciones iniciales una fotocopia del acta de manifestación y aceptación de la herencia de su madre que fue devuelta al ser presentada fuera de plazo. La hermana, siete años después, presenta ante el Tribunal Supremo un recurso de revisión y aporta un certificado expedido por la Dirección General de Actos de Última Voluntad en el que se recoge por escrito que su madre sí que otorgó testamento en que le dejaba la titularidad de la vivienda a su nombre. Por ello interpone recurso de revisión alegando que no se pudo obtener antes estas pruebas por causas de fuerza mayor y por la maquinación fraudulenta de la parte contraria para ganar el procedimiento, como recoge el artículo 510 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. La jurisprudencia del Tribunal Supremo dice que para que revise un caso, debe concurrir que los documento sean decisivos y que no se hayan podido presentar en el proceso en el momento necesario por causas de fuerza mayor o por maquinación de la parte contraria. La Sala del Tribunal Supremo entiende en este caso que los documentos aportados en el recurso de revisión no se presentaron antes no por causas de fuerza mayor, ya que cuando fueron demandados ni siquiera acudieron a la Dirección General de los Registros y del Notariado, si no que acudieron siete años después. Tampoco entiende que haya habido maquinación de la parte contraria, al no entender que hicieran nada para impedir la defensa de la parte demandada ante el Tribunal de Primera Instancia. Por ello el Tribunal desestimó el recurso de revisión.

    Compartir en
  • Guía para heredar en el extranjero